Espacios Públicos

La BIMA de la Fundación Pardés fue realizada con libros en desuso, pertenecientes a la comunidad. Antiguamente, los libros religiosos se ponían entre los ladrillos de las casa, ya que no puede tirarse un libro que contenga el nombre de Dios. Esos libros se atesoran en una Gueniza, que significa “luz oculta”. Cada cementerio judío tiene una Gueniza. Con el concepto de que “el estudio sostiene el estudio” fue construida esta BIMA-GNIZA.

Mirta Kupferminc